Seleccionar página

★★★★☆

Esta reseña consta de 2 productos: la pulpa exfoliante (60g) y la pulpa hidratante (75g) de Natura, ambas de castaña. Su óleo, rico en Omega-6 y Omega-9, nutre hasta las capas más profundas de la piel y las probé usándolas como productos complementarios en un «ritual de manos».

El árbol de la castaña es el rey de la selva Amazónica y de su fruto se extrae una leche blanca y nutritiva, que cuando se utiliza y entra en contacto con las manos, las deja más suaves, hidratadas y delicadas. Por eso, llevando a cabo este proceso se obtienen dos beneficios: exfoliación y nutrición.

 

El proceso permite realizar una limpieza y renovación de la piel con el exfoliante para manos y obtener una mayor hidratación con la pulpa hidratante, incluso fortaleciendo las uñas.

El 97% de las mujeres que ya la probaron, afirmaron que no afecta el brillo del esmalte.

 

Pulpa exfoliante: Contiene partículas naturales que limpian y renuevan la piel, removiendo impurezas y células muertas, a su vez hidrata la piel dejándola suave y perfumada; además, este producto no sólo sirve para manos sino que también puede utilizarse en los pies (2 productos en 1).

Aplicar con la piel húmeda, masajear con un movimiento circular y enjuagar (su uso recomendado es de 2 veces por semana).

 

Pulpa hidratante: Con aceite de castaña, esta pulpa de textura cremosa, promueve hidratación inmediata, intensa y prolongada en las manos y cutículas; es de rápida absorción y deja la piel suave y delicadamente perfumada. ¡Ideal para usarse durante todo el día!

Aplicar en las manos siempre que sienta la necesidad, deslizando desde los dedos hacia las muñecas.

 

¿Como me fue en el «ritual de manos»? Bastante bien: El exfoliante tiene una textura cremosa y no se siente agresivo en la piel, además cuando se complementa con la pulpa hidratante deja las manos prácticamente aterciopeladas. Si no le pongo las 5 estrellas, es porque hace poco conocí la pulpa hidratante de manos de acaí y ¡me enamoré!